15.dic.2016 | Nota de Tapa

Automechanika 2016: Nuevo Paisaje

Con la presencia de grandes y pequeñas empresas autopartistas en La Rural, la nueva edición de la feria más importante del sector en la región tuvo lugar en medio de una demanda generalizada de reducción de impuestos y la esperanza de un crecimiento durante el 2017.

Los grandes y pequeñas empresas autopartistas se reunieron en La Rural con motivo de una nueva edición de Automechanika Buenos Aires, la feria más importante de la región del sector autopartes organizada por la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) con el denominador común de un pedido de reducción de impuestos y la esperanza de un crecimiento durante el 2017.


El presidente de AFAC, Raúl Amil, se refirió a que “la alta presión impositiva “es uno de los factores que inciden más negativamente sobre la competitividad, en todos los niveles de gobierno. Particularmente el efecto cascada de ingresos brutos y tasas municipales, que han aumentado fuertemente y en algunos casos operan como virtuales aduanas internas. Entre otras cosas generan que se exportan impuestos, con lo que es necesario adecuar los niveles de reintegros a las exportaciones”.

 

Todos en la misma

Pero no sólo los fabricantes de piezas reclaman una mejora impositiva.  En la misma línea se mostraron el presidente de Ford, Enrique Alemañy, y su par de Fiat Chrysler Automóviles Argentina, Cristiano Rattazzi y Martín Berardi, director general de Ternium Siderar (empresa que fija el precio del acero en la Argentina).

“Nosotros hicimos el ejercicio de poner la facturación de Siderar y compararlo con la presión impositiva de Brasil y de México y en Brasil no ahorrábamos u$s 130 millones de Ingresos Brutos, tasas municipales y actualizaciones”, explicó Berardi, para agregar que  el Gobierno “tiene que lanzar una reforma fiscal”. Por su parte, Rattazzi pidió que el Gobierno de Cambiemos se concentre en “trabajar sobre los impuestos y después sobre el déficit. Con este sistema impositivo es muy difícil”, agregó el empresario que tiene su fabrica trabajando sólo siete días al mes.

Asimismo, Alemañy ponderó las mejoras que obtuvo el sector este año pero afirmó que hay “una estructura impositiva con la que terminás atando la producción. Hoy seguimos exportando impuestos”.

 

Datos duros

Según un estudio privado de la cadena productiva, el 54,8% del valor de venta de un 0 km producido en la Argentina son impuestos. De cada $ 100.000 gastados en un auto 0 km, $ 54.000 son impuestos, en donde ingresos brutos, el impuesto al cheque, las tasas municipales y la imposibilidad de actualizar los balances por inflación son los que más pesan. Automechanika Buenos Aires contó este año con 394 expositores provenientes de 22 países, lo que representa un incremento del 22% en relación a la edición de 2014,  además de la presencia de 30.000 visitantes. La exposición es un espacio sumamente importante para los empresarios del sector dado que promueve el intercambio para conectar a la industria y apostar al desarrollo económico del país.

En la inauguración del evento también participó el ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien aseguró que el Gobierno trabaja en orientar la industria automotriz hacia una transformación que mejore la escala productiva de cada modelo, actualice las tecnologías y se especialice en segmentos que mejoren la integración local de autopartes. El ministro planteó la necesidad de “lograr una mayor especialización en segmentos que sirvan como base para una mayor integración local de autopartes y estimular la radicación de inversiones en los productos de mayor valor agregado, que se integren, a su vez, a cadenas globales de valor”. Ésta es la situación que parece vivirse con el creciente mercado de las pick ups y las decisiones de empresas de fabricar estos modelos en la Argentina.

 

Clima favorable

Pero no todo fueron reclamos sino que también hubo espacio para las buenas noticas. El presidente de Afac destacó en la apertura del evento que “si bien la industria viene de tres años de caída de producción tiene buenas expectativas de crecimiento para el año que viene” ya que, asegura, “se percibe un clima de negocios mucho más favorable y que permitió el trabajo en el desarrollo de algunas herramientas muy importantes para el sector”, dijo Amil al augurar que el sector podría tener un incremento de producción al 10% favorecido por una recuperación de Brasil y de la dinámica local, apuntalada por la ley autopartista.

Además, en medio de los reclamos para reducir impuestos, Amil pudo mostrar un adelanto, ya que anticipó que en un trabajo conjunto de AFAC con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) lograron la eliminación de impuestos del Certificado de Homologación de Autopartes de Seguridad. Esta decisión favorece al mercado de reposición e incentiva a que cada vez más empresas certifiquen sus productos.

Te puede interesar leer




Deja tus comentarios