24.oct.2016 | Opinión

Coaching: Cómo sacar provecho de los fracasos

La experiencia humana a través de los siglos ha demostrado que los hombres y mujeres más exitosos, aquellos que han alcanzado y conquistan sus metas y sueños, parecen ser “fracasadores seriales”. ¿Por qué?

 

na pregunta, como para romper
el hielo: ¿a quién le gusta
fracasar?  Dicho así,
posiblemente la respuesta aparece antes
de terminar de leer la primera frase: a
nadie. Este artículo nos invita a
reflexionar sobre cinco sub modalidades
muy frecuentes en la condición humana,
para poder construir el camino del éxito
cimentado en una de las estructuras más
fuertes con la que contamos.

Una pregunta, como para romperel hielo: ¿a quién le gusta fracasar?  Dicho así, posiblemente la respuesta aparece antes de terminar de leer la primera frase: a nadie. Este artículo nos invita areflexionar sobre cinco sub modalidades muy frecuentes en la condición humana, para poder construir el camino del éxito cimentado en una de las estructuras más fuertes con la que contamos.

Primero: Preparados para ganar. El mundo, especialmente en Occidente, no admite el fracaso dentro de la existencia. Lo que desde la formulación misma de este postulado parece ser un grave escollo a sortear, ya que vivimos en una condición física, emocional y mental en permanente cambio, por lo que la alteración en negativo del resultado de las cosas es frecuente. Y más aún: es cotidiana. Por lo que, si bien la preparación para el éxito es apropiada, quizás lo más indicado sería pensarlo como la preparación para disfrutar de la experiencia añadida por los logros y las conquistas. Así, por ejemplo, cuando un deportista o una bailarina se entrenan décadas para lograr su mejor performance, el mismo camino es el que añade las dosis de desafío necesarias para consolidar algo superior que, en determinado momento, podríamos llamar éxito. Entonces, sintetizando el primer concepto, necesitamos asumir de una vez que el camino hacia los logros y realizaciones está plagado de situaciones de fracasos. 

 

Segundo: El escalón necesario. Te propongo hacer un breve repaso sobre tus últimos diez años. ¿Tuviste alguna experiencia que no resultó tal como la soñabas? ¿Fue enriquecedora, más allá de la turbulencia, el desánimo y el nivel de desafío que se presentó en aquel momento? Seguramente, sí. Esto no invalida la cuota de padecimiento que hemos atravesado. Sin embargo, cuando miramos aquella situación en perspectiva somos capaces de descubrir el sentido. El sentido es, ni más ni menos, el propósito de esa experiencia.

¿Por qué llegó a mi vida? ¿Qué vino a mostrarme? ¿De qué forma puedo hacerlo distinto la próxima vez?. Desde esta óptica, el fracaso es todo un éxito, por más que en el instante del pasado uno no tenga la capacidad de verlo así en forma inmediata. 

Continúa en la Segunda Parte.

 

Daniel Colombo

El autor es Coach, experto en alta gerencia y profesionales, educador, comunicador y escritor.

Ha escrito 21 libros, en español y portugués, entre ellos “Sea su propio jefe de prensa” “Historias que hacen bien”, “Preparados, listos, out” (co-autor, sobre el Síndrome del Bournout), entre otros. Ha asesorado a más de 2500 empresas. 

www.danielcolombo.com   

www.facebook.com/DanielColomboComunidad 

Twitter: @danielcolombopr

Instagram: daniel.colomb





Deja tus comentarios