13.ene.2017 | Comunicación

Comunicación: Se viene lo bueno (segunda parte)

“Final de fiesta”. Ésa es la sensación que le queda a los autopartistas cuando termina la feria más importante del sector. Claves para sobrellevar el día después y usufructuar lo gestionado en el encuentro.

Tiempo de siembra

Finalizaba noviembre del 2014, y a pesar del cansancio que implicaba el haber terminado el evento, y ya con la Navidad en ciernes, volví a reunirme con mi cliente y con su gerente de marketing y les expliqué los pasos a seguir. En una estrategia conjunta, primero enviamos a cada uno de los periodistas que habían asistido a la conferencia un mail de agradecimiento por habernos acompañado. Y también le pedimos a cada uno que nos hiciera un balance de la charla quedando abiertos a responder cualquier duda o inquietud que pudiera surgir. Luego, fui concertando entrevistas personales entre el CEO y cada medio por lo cual las repercusiones se vieron reflejadas no sólo en las gacetillas entregadas y difundidas en los diversos medios sino también en amplias notas en radios, diarios, revistas y portales de la Argentina y de los países donde la empresa ya estaba exportando. Le sugerí complementar la campaña de
prensa con pauta paga en revistas del sector y en dos programas de cable, pero todo esto una vez finalizadas las publicaciones de las notas, ya que nos habíamos comprometido a que la información saliera primero en notas periodísticas y la promoción publicitaria sucediera a posteriori.

Finalmente, antes de culminado el año, organizamos un evento de despedida del mismo en un salón  de la Costanera, al cual invitamos a todos los periodistas que habían asistido a la conferencia de prensa en Automechanika un mes antes. Y también incluimos a los que por diversos motivos no habían podido venir. Además de agradecerles por  las notas, su presencia y acompañamiento, le escribí un discurso al directivo en el que se destacaban los logros de la firma durante ese año y los proyectos a futuro. Al leerlo, conmovió a todos los asistentes, quienes se fueron con la panza llena y el corazón contento. En síntesis,  Automechanika es un campo fértil que da sus frutos una vez que finaliza. El secreto está en saber sembrar para lograr la mejor  cosecha.

Por Dafne Padilla

Periodista y analista en medios de comunicación. Actualmente asesora a diferentes y reconocidas empresas multinacionales en las áreas de comunicación y relaciones públicas. Su mail es dafne.padilla.arg@gmail.com

Te puede interesar leer




Deja tus comentarios