28.jul.2017 | Empresa Familiar

Nuevos desafíos (segunda parte)

Tanto insistimos en las chances que nos otorga el cambio de calendario, que el arranque de la temporada nos obliga a tomar cartas en el asunto para enfrentar ya lo que se viene.

Con más razón, si usted es dueño de una empresa comercial, industrial o de servicios, grande, mediana o pequeña, los conceptos no cambian, sólo cambia la forma de implementarse, la manera de llegar a la autosuficiencia”. Para poder entender qué es la “empresa de su vida” debe actuar como un verdadero empresario: cada día debe tener un valor agregado. La empresa la tiene para ganar -en el caso del empresario, dinero y en su caso, reconocimiento, crecimiento , profundidad, y también dinero para vivir y tal vez guardar.


Eso sí: el empresario comienza cada día con un riesgo. Puede ganar, pero también puede frustrarse porque pierde. Pero esto no lo mata, no lo descorazona, no siente haber fracasado. Bajo estas premisas, también en  ̈la empresa de vivir” sucederán altos y  bajos. Pero el empresario que se precie de tal no bajará los brazos, no le echará la culpa a los demás cuando las cosas vayan mal, revisará lo que hizo incorrectamente y volverá a tomar el timón de su empresa, así como usted debe tomar el timón de su vida.

El empresario no se da descanso, aún cuando viaja, duerme, vacaciona, no deja de preocuparse por la marcha de la empresa. porque la cabeza le sigue trabajando y a veces las cosas que observa las integra para aceitar o agregar o enriquecer su empresa. Registre las similitudes y trate de imaginarse a usted como dueño de su propia empresa, como para que su empresa de vivir tenga la productividad y beneficios que le permitan inferir que ste año le irá mejor.


Sin embargo, el empresario tiene una ventaja sobre usted: puede delegar usted no. Usted es el único que puede vivir su propia vida, nadie lo puede hacer por usted, así que ....a trabajar para uno mismo, y lógicamente , también para su familia.

Si hasta ahora creyó que se las podía arreglar solo, y confirma que no tuvo resultados satisfactorios, o no obtuvo resultados con todos los recursos que utilizó, vaya urgente a pedir ayuda a un profesional competente. Son personas que se pasan la vida ayudando a la gente a salir adelante, pero primero tienen que diagnosticar dónde y por qué falló, o no empezó, o empezó y se cayó.

Conociéndolo un poco más: confíe en él, si bucea en su pasado, y desconfíe de aquellos presjuntos profesionales que le quieran dar consejos. Con consejos no se va adelante, porque usted ya habrá intentado de todo, libros de autoayuda, prescripciones leídas en revistas, opiniones de amigos y....nada.

Si usted no pudo prepararse el año pasado para éste, no es porque usted sea responsable de los errores. No sabía, pero, insisto, de la mano de un profesional responsable puede ir preparando un buen año para el próximo año, y tal vez para lo que queda de éste. Esto que señalo es vital para aquellos que trabajan independientes o en relación de dependencia, porque finalmente hablamos de la vida, y de cómo mejorarla. No olvide: tenemos una sola vida y nos debemos a nosotros vivir bien, trabajar con lógica y utilizar de la mejor forma posible el cerebro que nos ha sido dado.

 

Ernesto Beibe
Mentor
www.ernestobeibementor.com

Te puede interesar leer




Deja tus comentarios