Livianitas como una pluma: las camionetas del futuro

Las nuevas tecnologías y requerimientos de un mundo cada vez más ambientalista han cambiado por completo la manera de fabricar vehículos.

En futuro cercano la tendencia en camionetas entre los constructores será en fabricarlas mucho más livianas y compactas para cumplir con los requerimientos de consumo en combustible, pero sin sacrificar rendimiento en poder y carga. Los fabricantes deberán entonces desarrollar nuevas fórmulas para cumplir con unas duras normativas que se vienen, sin afectar sus niveles de venta. 
 
Para el 2016, las camionetas deberán alcanzar una economía de combustible de 8 litros cada 100 kilómetros. Considerando que 50% de las ventas en Estados Unidos pertenecen a este último segmento, Ford, Chrysler, y GM deberán trabajar arduamente para conseguir estos nuevos estándares. 
¿Cómo hacerlo? No lo es ni a través de camionetas eléctricas o híbridas, porque el peso de las baterías es muy grande, ni tampoco a través de camionetas menos poderosas o sin tantos accesorios electrónicos debido al enorme gusto que tiene la gente por ambas características. La única alternativa que les queda a los constructores es la de desarrollar materiales más livianos pero igual de resistentes.
 
Veamos los planes: General Motorrs acaba de declarar que su próxima Silverado del 2016 será hasta 200 kilos más liviana, mientras que Ford se encuentra desarrollando paneles para la carrocería en aluminio para la siguiente generación de F-150, lo que les podría ahorrar hasta 450 kilos en peso muerto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *